18 añitos recién cumplidos, en un internado en Irlanda. Obsesionada con el pollón de Jotadé. Nueva colegiala, nuevo escándalo.

 

Pues ya la hemos vuelto a liar. Porque Attenya nos escribe: es una colegiala de 18 años. Hija de un importante empresario canario que según nos comenta se dedica al alquiler de coches en las Islas. Nena rebelde ha ido a parar a un internado en Irlanda. Ya que está obsesionada con el sexo y las pollas, sus padres no saben como frenar ya la ninfomanía de su hija. Su última obsesión es la polla de JotaDé. Arde en deseos de meterse en su estrechito coñito teen el enorme rabo del valenciano y que ésta le reviente el coño.