Alberto Blanco y dos chicas a las que adoramos aquí, Julia de Lucía siempre adorable y luciendo cuerpazo, y Carolina Abril, por la que sentimos una profunda debilidad. Qué importante es que una escena tenga en cuenta a quienes vamos a ver el vídeo, con buenos planos de las actrices, algo para nada sencillo cuando hay cuatro personas en faena. Un trabajo sobresaliente con dos de los cuerpos más esbeltos del porno nacional, y un juego de posturas y planos inteligente para que gocemos casi (infinitamente casi) tanto como ellos. Resulta imposible quedarnos con una parte del vídeo, es para disfrutarlo durante la hora completa que dura. ¡Que lo gocéis bien!.