El cachondo de Max Cortés armado de su morro, su micro y su pollón, sale de nuevo con su socio de caza, a por guiris a las que persuade para participar en un casting del que no saldrán igual que entraron.