Típica situación familiar en la que el hijo llega a casa con una cara extraña, como si le pasara algo. La madre lo detecta y le insta al padre a que hable con el hijo, bajo amenaza de dejarle sin “el polvo de los martes”. Una vez el padre ha hablado con el hijo en la habitación regresa al salón y se folla a esta tremenda madurita tetona. Rachel Love, que tiene un par de tetas impresionantes. Genial escena perteneciente a la parodia de una conocida serie televisiva.
¡No se la pierdan!