Esta es la historia de cinco mujeres a las que la muerte les ha arrebatado sus maridos. Las pobres infelices, tras un tiempo de luto, en unos casos mayor que en otros, se mueren por encontrar a alguien que les haga disfrutar de nuevo de los placeres del sexo. Algunas encuentran consuelo en el mismo cementerio y otras en su propia casa.